Resumen.


El Poder Judicial Federal
René Sánchez Galindo

Para resumirlo en una frase: se trata de la máxima autoridad de nuestro país. Si bien histórica y políticamente ha permeado la idea de que la Presidencia de la República es el “supremo poder”, la Constitución siempre ha dicho lo contrario. Los artículos 103, 104 y 105 de nuestra máxima Ley siempre han establecido que los tribunales federales resolverán los conflictos entre Federación y estados, o entre los ciudadanos y todas las autoridades, o entre autoridades. Inclusive en las últimas dos décadas la Suprema Corte ha tenido facultades para resolver disputas entre el Congreso Federal y la Presidencia.

La única limitante al enorme poder de los tribunales federales es que solamente pueden actuar cuando se somete un juicio o planteamiento judicial ante ellos, y que deben fallar con base en las leyes y No con base en ideologías o intereses, como lo hacen los otros poderes. Así los jueces federales de distrito, los magistrados federales (que integran tribunales unitarios, tribunales colegiados, plenos de circuito y salas del Tribunal Electoral) y los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, representan la máxima autoridad legal de México.