Participa y Dona


¿Por qué participar para detener el maíz transgénico?

Por Federico Berrón

 

México es la cuna donde nació el maíz, planta que hermanó en su territorio a decenas de culturas, cuyo amoroso cuidado y observación durante trecientas generaciones en nueve mil años, lo han diversificado hasta 60 razas y miles de variedades, que orgullosamente llamamos maíces criollos o nativos, nuestro patrimonio. El maíz es hoy la planta más sembrada en el mundo – y por su riqueza genética es el alimento más resistente y versátil de la humanidad.

 

Apenas hace veinte años las compañías químicas más grandes y dañinas del mundo (como Monsanto, Syngenta, Dupont y Dow), crearon en laboratorio las plantas transgénicas y compraron las empresas de semillas para monopolizar su venta y multiplicar su riqueza con la alimentación de la humanidad. Obtuvieron patentes de semillas de maíz, por sólo añadirles un gen que le permite sobrevivir la aplicación de su herbicida; así que toda hierba muere menos el maíz transgénico que absorbe herbicida como una esponja y mueren las hierbas cuyas flores sostienen a las abejas… en los cultivos de maíz, algodón, mostaza y frijol de soya transgénicos ya no se necesitan campesinos – sólo un tractor, un avión, semillas transgénicas y sus químicos sintéticos.

 

En Estados Unidos, los funcionarios honestos científicos que invocaron el principio de precaución, fueron silenciados. El poder del dinero triunfó y 77% del maíz estadounidense es transgénico. En Europa, los ciudadanos dijeron no y sólo en España se siembra –y muy poco. Sólo se planta hoy donde la visión de ganar dinero está por encima de la salud y el ambiente de las generaciones presentes y las futuras. El 95% de los cultivos transgénicos se encuentran en Estados Unidos, Argentina y Brasil, que ahora Semarnat y Sagarpa quieren empujar en México.

 

De sembrarse ese maíz -por ser de polinización abierta- se contaminarán los nativos y se perderán los nueve mil años de amor mexicano. Además los mexicanos comemos 125 kilos de maíz en promedio por persona al año. No sólo perderemos el maíz, nuestro principal acervo biocultural, se deteriorarán la salud y la diversidad biológica, pues con su forma inhumana de ver el mundo el consorcio entre empresas-y-gobiernos amenaza la sobrevivencia de los polinizadores: es decir de los insectos como abejas, avispas y mariposas monarca que sostienen la reproducción de las plantas que nutren a todos los seres vivos. En México honrosamente el Poder Judicial ha respetado la Constitución y ha otorgado a la Demanda colectiva presentada por 53 mexicanos una Medida precautoria que ha detenido los permisos de sembrar maíz transgénico mientras se desarrolla el juicio.

 

Ahora es el momento de que todo México se entere y participe. Agradecemos tu ayuda para difundir esta tarea que concierne a todas las personas.

 

Gracias por apoyar donando a la cuenta:

Beneficiario: Fundación Semillas de Vida AC

Banamex sucursal 7006   Cuenta: 7304630    

CLABE: 002180700673046305

Sobre recibo de exención de impuestos:   fundacionsemillasdevidaac@gmail.com

 

También a la cuenta:

Beneficiario: Alternativas y Procesos de Participación Social A.C.

Banamex sucursal 0644        Cuenta: 1756958         

CLABE: 002671064417569581

Por favor enviar tus datos a fin de expedir el recibo deducible de impuestos:     info@alternativas.org.mx

 

Y También puede depositar desde 90 pesos a:

https://www.grrrowd.org/projects/help-mexican-citizens-fight-gm-corn/?aff=12